Kasbah Boulaouane_47

Travel Often -Words of life advice we always hear, but do we follow it?

One always hears about someone else’s awesome adventure and encounters in a foreign country. We hear about the crazy food, the friendly people, the beautiful buildings or landscapes, but when do we actually get the chance to explore these for ourselves? In today’s society, through the hustle and bustle, we tend to stick to our usual routine of staying put because of all of our day to day obligations. We forget that there is a whole other world across the country or globe. With today’s technology and transportation, any destination is at our fingertips!

Well, if you are tired of the everyday scenery, feel stuck, or constrained, travelling is your best solution! Not only do you get to experience something new, but you also get to educate yourself, gain perspective, and try new food and customs. You get to see more of what the world has to offer.  You also learn more about yourself and where you come from when you are in a foreign place. It is very exciting and overwhelming at times, but somehow it always leaves you wanting for more. By going somewhere where you do not speak the language gives you the opportunity to become familiar with it. It is always very beneficial to know another language, especially throughout travelling.

It is a big step to travel to a new place, you are stepping out of your comfort zone, but in the end you will really appreciate it. Of course, travelling has some downsides, but we learn what to not do next time or what to watch out for. Learning from your mistakes or incidents will prepare for the next time. Learning about the culture, climate, laws, and customs before hand is always recommended as well.

So remember, life is what you make it, why not get the most you can out of it by travelling. Get out there and tell about your next awesome adventure.

travelpic

Una fortaleza mágica cerca de Settat

Kasbah de Boulaouane

En Marruecos, una kasbah es una fortaleza, equivalente a un castillo en Europa. Son construcciones defensivas para controlar territorios. La Kasbah de Boulaouane fue construida en 1710, por Mulay Ismail para consolidar la paz en la región.

La kasbah de Boulaouane, es una imponente fortaleza situada estratégicamente sobre un altozano y al lado de una curva del río, Oum er- Rbia. Para subir a ella habrá que acceder por un sinuosos y difícil camino, pero merece la pena el paseo por las vistas.

Consta de siete grandes bastiones, y los pisos y paredes del patio están revestidos de bellos mosaicos decorativos. La kasbah es famosa además por sus excelentes viñedos y dentro de ella hay una reserva de halcones que le ha dado renombre internacional, convirtiéndose en uno de los lugares de referencia para la cetrería o caza con halcón.

Dentro de la kasbah, que se encuentra en ruinas, podemos encontrar una mezquita, lo que fueron los restos de la residencia de Moulay Ismail, todavía quedan estucos que nos lo recuerdan,  y unas enormes cárceles donde se encerraban a los prisioneros cristianos capturados en las guerras con los cristianos

Es un lugar interesante para visitar completamente fuera de las rutas por Marruecos convencionales, y merece la pena ir a visitarla si se tiene tiempo.  En ella hay un guarda súper amable hijo del anterior guarda que te explica el lugar

Para llegar a ella lo mejor es desviarse por Settat hacia el oeste, no están muy bien señalizadas las direcciones para llegar a ella, pero al final preguntando se llega.

LA CISTERNA DE EL JADIDA

El Jadida es una ciudad, capital de la región agrícola de Doukkala en la costa atlántica marroquí.
A principios del siglo XVI, los portugueses ocuparon varias plazas en el Atlántico con fines estratégicos y militares. Una de estas plazas fue Mazagán, en la que edificaron un castillo aprovechando un antiguo emplazamiento almohade. Casi cuarenta años después, se reforzó el castillo con murallas y se acondicionó la sala de armas como un aljibe de gran capacidad para poder soportar largos asedios. En 1769, las tropas del Sultán Sidi Mohammed Ben Abdellah, invaden la ciudad que pasa a llamarse El Jadida ( la nueva ), nombre que conserva hasta hoy. La joya de la corona del legado arquitectónico de la época colonial, es sin duda la cisterna portuguesa. Se trata de una gran sala cuadrada con un techo formado por 36 bóvedas que se apoyan sobre 25 columnas y la estructura presenta un óculo central o claraboya que permite la entrada de luz. Su estilo gótico manuelino es único en África. El conjunto impresiona por su robustez, su luz de semipenumbra y los reflejos de la arquitectura en el agua. Recuerda más a un lugar sagrado de meditación que a un enclave militar. Tras el abandono portugués la cisterna de El jadida  permaneció oculta dos siglos. En 1916 un comerciante la redescubre casualmente, fue vaciada manualmente y restaurada. Se hizo famosa gracias a Orson Welles que transformó el aljibe en hamman para su película “Otelo”. Actualmente, la galería de la parte superior se dedica a museo de pintura. Es un lugar turístico reconocido patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 2004.

Viajes a El Jadida